lunes, 30 de septiembre de 2013

Contemplando nuestro reino desde las alturas de San Cristóbal

LOS REYES DE LA CIUDAD contemplan su reino desde las alturas de San Cristóbal, el “Apu” protector de estos dominios, que cubiertos por una espesa capa de niebla nos impide ver sus confines y al mar que baña la costa. A cuatrocientos metros de altura, Lima, hermosa y caótica, nos muestra su desordenada grandeza, en la que infinidad de culturas conviven, donde la modernidad va de la mano con la antigüedad, gracias a aquel aire colonial que posee esta tres veces coronada Ciudad de los Reyes.
Contemplando a la hermosa y caótica ciudad de Lima 

Tuvimos a la ciudad a nuestros pies 

Lima, 21 de septiembre de 2013 
Cuando las cosas son espontáneas y no se planifican se disfrutan más. El pasado sábado, a Sergio y a mi, se nos ocurrió realizar el recorrido turístico del Centro Histórico y la subida al Cerro San Cristóbal (no puedo negar que estaba nervioso), aquel cerro lleno de un intrincado sistema de escaleras y un laberinto de calles en empinada pendiente se abría paso a nuestros ojos. Al llegar a la cima, la imponente Cruz de 20 metros de alto dominaba todo el paisaje y los turistas no perdían tiempo para tomar las respectivas fotos del recuerdo y retratarse como gigantes ante lo pequeña que se veía la ciudad. Nosotros no fuimos la excepción y nos rendimos al poder de la cámara perennizando el momento en estas simpáticas fotos, registrando así una encantadora e inolvidable tarde de sábado previa a mi cumpleaños. Fue espectacular, Gracias!!          


2 comentarios:

  1. Apenas puedo checar tu Blog.
    Y si, las cosas no planeadas casi siempre son mejores. Ya nos juntaremos en algun momento para ir rumbo a otra expedición!
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! De hecho, todo resultó espectacular. Ya vendrán más expediciones de conquista Hahaha. Claro que nos juntaremos.
      Un fuerte abrazo!

      Eliminar