martes, 1 de octubre de 2013

Feliz día del periodista

Cuando elegí el periodismo era una época complicada. A finales de la última década del siglo pasado, durante el régimen Fujimorista, se destapó uno de los capítulos más oscuros para la prensa. Muchos periodistas y medios de comunicación (por entero) se vendían y rendían ante el "Doc", el gestor de un sistema de corrupción que con unos cuantos miles de dólares (ni más ni menos) compraba toda línea editorial existente, opinión, caratula, a toda la prensa, eso logró Montesinos. 

No pretendo ser un periodista de esos grandes señorones cuya palabra es ley, Tótems del periodismo que dicen representar tal cual esta actividad informativa, vacas sagradas que reinan en los horarios estelares. Siempre supe que un periodista tiene que contar historias, ser el puente entra la llamada opinión pública y la noticia para tenerlos al tanto de la realidad, de la coyuntura, con la primicia, la pepa

Soy un periodista de aquellos a los que los homenajes no quitan el sueño, de los que realizamos nuestra labor con total responsabilidad y pasión sin esperar invitaciones a recepciones en embajadas o codearnos con el poder. De aquellos que vivimos esta noble e ingrata carrera, en muchos casos sin reconocimiento.


Soy un periodista que ve a la gente sin distingo y no discrimino opinión alguna. He recorrido tanto, padecido, reído y hasta llorado en el ejercicio del periodismo, sé que estoy al principio del camino. Cada día aprendo manteniendo mi esencia, mi humildad. 

Le digo a mis colegas, con quienes compartí aulas en la universidad, con quienes trabajo, a los que son mis amigos, a los que ya no veo, pero recuerdo que (como a todos) se presentarán trabas en el camino y los superaremos, vendrán muchas satisfacciones ejerciendo como es debido el Periodismo. 

Saludo a todos los periodistas por nuestros complicados horarios. Por trabajar en todo feriado existente (Navidad, Año Nuevo, Santa Rosita, etc). Mientras bien podríamos disfrutar del descanso en un viaje o simplemente en casa. A los que en comisiones a veces olvidamos alimentarnos y nos pasamos todo el día en ayunas. Saludo a los que oír el nombre de una autoridad fastidia, a quienes tienen que soplarse todo el discurso presidencial por fiestas patrias y tomar notas del mismo (provecho, este año me tocó grrrrr) y me pasaría toda la mañana describiendo nuestra labor. Felicidades a todos.  


No puedo dejar de saludar a todos mis amigos, compañeros y hoy colegas que nos formamos en aquella pequeña y a la vez gran Escuela de Periodismo Jaime Bausate y Meza.


FELIZ DÍA PERIODISTAS!!!!! 







No hay comentarios.:

Publicar un comentario