viernes, 4 de septiembre de 2015

LO ESENCIAL ES INVISIBLE A LOS OJOS


“Es pues, la fe, la certeza de lo que se espera,
la convicción de lo que no se ve”. (Heb 11:1)


¿De qué manera vemos y enfocamos las cosas que nos rodean? 

Siempre hemos escuchado que primero se necesita ver para luego creer. Esta sentencia refleja quizás un pensamiento muy inclinado al escepticismo, y es justo ahí donde podemos preguntarnos: ¿Podemos ver solamente con los ojos físicos? ¿Tenemos que enfocar todo solamente desde lo palpable?


Estamos en un mundo terreno, y sabemos que necesitamos de alimentos, vestido y vivienda. Sabemos que si trabajamos, recibiremos un salario y podremos adquirir lo que necesitamos, o que si estudiamos nos desarrollaremos mejor como personas; pero por otro lado, a veces sentimos que hay “algo más” que interviene y conduce nuestras vidas. Es la fe, la convicción de lo que aún no vemos, lo que nos lleva a poner nuestras ganas y esfuerzo para seguir avanzando.

Pongamos una cuota de fe para nuestro caminar diario. Pongamos convicción y confianza en lo que hacemos y vivimos.

Bendiciones para todos en este día!

Fray Daniel Medina Guzmán, OP

No hay comentarios.:

Publicar un comentario