domingo, 4 de octubre de 2015

EL ARTE DE SER PACIENTE


“Miren cómo el labrador espera el fruto precioso de la tierra, siendo paciente en ello hasta que recibe la lluvia temprana y la tardía” (Santiago 5:7)