miércoles, 4 de noviembre de 2015

EL VALOR DE AYUDAR


“Dos son mejor que uno, porque sacan más provecho de sus afanes. Si uno de ellos se tropieza, el otro lo levanta” (Eclesiastés 4:9-10)