domingo, 15 de junio de 2014

El 4° piso... bendito cuarto piso.

Y todo salió como lo había esperado. La reunión con Maximiliano fue muy auspiciosa y ya teníamos preparado todo para la edición de la temporada, él tan entusiasmado y yo alegre por colaborar con las fotos para la editorial de moda.  


Estábamos con el ánimo en alto, literalmente, porque la reunión tuvo lugar en el 13° piso de un edificio en el distrito de Miraflores. Relajados después de organizar las cosas, decidimos contemplar el paisaje desde el balcón bebiendo un exquisito y peruanísimo café que un amigo cuzqueño había obsequiado a Max. 

Que tarde para más linda - dije - y la vista desde aquel balcón maravillosa, pensé - mejor lugar no pudiste elegir para oficina - exclamé a lo que Max asintió con la cabeza mientras bebía un sorbo de café. Como eran casi las seis de la tarde me despedí, tomé mis cosas y salí de la oficina sin imaginar lo que estaba por suceder... 

Esto no puede estar pasando... 

Por lo general tengo la costumbre de usar las escaleras, pero cuando son pisos tan altos como en el que me encontraba no me quedaba más alternativa que utilizar el ascensor ¡vaya maravilla! es que este aparato nos ahorra tanto esfuerzo, tanta agitación aunque no mucho tiempo. 

Como era de esperarse se deslizaron las puertas, ingresé y pulsé el botón que indica el primer piso, no me gusta estar solo en un elevador, pero ¡¿qué le vamos a hacer?! pensé. Comencé a descender, tranquilo esperando llegar a la primera planta, miraba la pantalla indicando el piso en el que iba, 12, 11, 10... 6, 5, 4... sentí una vibración... 4... 4... - ¿qué pasa? - me pregunté, pensé que alguien había detenido el elevador, pero la puerta  no se abría, presioné el botón para que esta se abra, pero no respondía, de repente la luz se apaga y vuelve a encenderse... - ¡Dios mío que pasa! ¡Esto no puede estar ocurriendo! - continuaba oprimiendo los botones, pero estos no funcionaban y comprendí que estaba encerrado en un elevador tan pequeño que comencé a ponerme nervioso, saqué el móvil para llamar a Max, pero no tenía señal, estaba dentro de una caja hermética con capacidad para 6 personas, ¿se imaginan lo pequeño del espacio?. 

Pulsé la alarma y nadie respondía, gritaba y nadie me escuchaba, era como si todo hubiese confabulado para que suceda. A cada instante me agitaba y sentía que el tiempo se detenía, insistí con la alarma y no respondía, continué gritando por ayuda y nadie acudía... tenía la impresión de que las paredes se unían quitándome espacio, aire, la atmósfera se sentía pesada, el oxigeno se terminaba, sentí mucho calor en el pecho y me dio miedo el hecho de estar solo- debes tranquilizarte Juanca - me dije, mientras me secaba el sudor de la frente, cada instante que pasaba odiaba aquel número 4 que desafiante parpadeaba en la pantalla, ya hasta había perdido la noción del tiempo cuando en uno de mis tantos intentos presioné la alarma y respondieron. 

- ¿Qué sucede? - por fin alguien respondía 
- Estoy atrapado en el elevador, en el 4° piso.
- Afirma, afirma,  dígame en que torre. 
- Torre B, por favor apúrese (ya ni me acordaba) 

Entonces fue cuando el elevador volvió a vibrar y se abrieron las puertas, ver deslizarse las hojas de metal y sentir la entrada de aire era lo más preciado ¡Gracias Dios mío! cuando sentí que ya podía salir por el pequeño espacio lo hice de forma inmediata, me quedé sentado en el suelo y el conserje del edificio me ofreció un poco de agua...

Desde entonces evito usar los elevadores, casi ni los uso y si se da el caso deben ser aquellos que se pueda ver el exterior. Soy capaz de subir 20 pisos por la escalera, pero ya no por el ascensor. Esto es algo que no se lo deseo a nadie. 

   

24 comentarios:

  1. jajajajajaja que mal rato!
    Yo cuando estaba en el Hospital Militar haciendo mi internado se tranco entre el 1er piso y el sotano, yo podia ver el piso del primero y el techo del sotano. Bueno tuve que bajar por el piso arrastrandome, muriendo de miedo pensando que en cualquier momento se movia el ascensor y me partia en dos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wow a lo película de terror, que nervios Gary, pero es una experiencia muy, pero muy fea. Abrazo

      Eliminar
  2. Vaya aventura, Juan Carlos, qué susto. Afortunadamente todo se resolvió felizmente. Yo evito también los elevadores. Una vez se me abrió la puerta y estaba como a un metro del piso. Podía saltar, pero podía resbalar y caerme por el hueco de debajo. Así que le di a subir otra vez, y entonces se abrió bien al nivel del otro piso. Ufff, salí de allí corriendo escaleras abajo. Sí, mejor usar las escaleras siempre que se pueda, además es un ejercicio saludable. Un fuerte abrazo, compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja si, subir por las escaleras es un buen ejercicio, para las piernas y la circulación de la sangre, no hay forma de ir en elevador. Abrazo

      Eliminar
  3. ¿Te has dado cuenta que en las series suele haber un cap donde algunos de los protagonistas se quedan encerrados en un ascensor? y es que el tema da para un capítulo cualquiera en que uno se angustia porque si bien eventualmente saldrá, la espera es jodida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La espera es horrible y lo peor esa sensación entre estar consciente y limitar con el pánico, es horrible... y si, da para una serie jajaja. Abrazo

      Eliminar
  4. Que fea experiencia yo tuve una similar esta ando en unos condominios del centro y empezó a temblar y yo adentro aterrado jajajja que mal :( lo buen bueno es que saliste bien !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una horrible experiencia. Nooo que miedo, me dejó secuelas, no subo a un ascensor, me tiembla todo.

      Eliminar
  5. No sé que pasó con mi comentario, creo q se borró bu!
    Bueno yo pasé por algo así hace un tiempo! Es terribleeeeeeeeeee!!!!!
    Felizmente no pasó nada malo y saliste rápido!!!
    Un beso!

    *Historias DE TERROR!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a Dios no pasó nada, pero es muy feo... desde entonces no entro en un ascensor :'(

      Eliminar
  6. Me sucedio algo similar en el centro de Lima, aqui la mayoria de ascensores son del siglo pasado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los ascensores del centro cívico parecen del TITANIC, y si mencionamos al del Bar Yacana... ese es re tétrico.

      Eliminar
  7. me entretuve un largo rato leyendo tu post...interesante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por visitarme y leerme, es un gusto saber que lo disfrutaste.

      Eliminar
  8. ¿Entonces si te invito a mi casa subes los 12 pisos? XD porque aquí el ascensor se para malogrando a cada rato, pero creo que a ti te afecta más que a otros. Espero no te vuelva a suceder y si sucede pues respira pues el mejor primer paso es tranquilizarse. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Munanín si voy a tu casa, créeme que subo los doces pisos por la escalera, además es un buen ejercicio :)

      Eliminar
  9. Una vez quedé encerrado en elevador, y vaya que se tardaron en remediarlo. Lo bueno es que no soy claustrofóbico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo en ese momento me di cuenta que soy claustrófobico o mejor dicho ascensorfobico XD

      Eliminar
  10. Imaginate subir por un ascensor con capacidad para 2 personas... el espacio era casi nulo, fue horrible jeje. Nunca me he quedado atrapado en ascensor y dudo mucho que lo quiera hacer... a no ser que tenga buena compañía jojo

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja ahora ni con compañía, nada de nada XD

      Eliminar
  11. Me he quedado encerrado en un ascensor tres veces, dos cuando vivía en San Sebastián y la última hará tres semanas. Intento no ponerme nervioso y llamar por el botón de ayuda aunque esta última vez iba una niña de unos nueve años conmigo en el ascensor que se puso a chillar como una loca.

    ResponderEliminar
  12. Ay me muero, qué miedo!!! Qué horrible. Me imagino el susto! Y solito :(

    Yo también he renunciado al elevador, prefiero las escaleras, al menos cuando voy sola, mis hijas también ya prefieren escaleras, pero cuando están cansaditas ni modo.

    Beso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prefiero las escaleras aunque a veces me canso hehehe pero le doy duro al ejercicio. Un fuerte abrazo.

      Eliminar